Uno de los modelos más conocidos para una correcta exposición hablada es el modelo SPAM. Este nos da 4 puntos básicos:
  • 1. Situación.

  • Tener en cuenta la hora y el lugar donde se va a celebrar el acto.

  • 2. Propósito.

  • Las metas que el orador espera obtener con su charla.

  • 3. Audiencia.

  • A que personas va destinada nuestra charla.

  • 4. Método.

  • Que método vamos a utilizar para nuestra charla.
El método a utilizar es de gran importancia para el éxito de la charla. Tenemos como principales métodos:
  • 1. Informativo.

  • Lo que se expone es nuevo para la audiencia, y se expone de forma clara y precisa, para que la información expuesta sea de utilidad al público asistente.

  • 2. Persuasivo.

  • El orador trata de explicar características de un producto o servicio, de convencer de la conveniencia del mismo.

  • 3. Entretenimiento.

  • El motivo de la exposición suele tener una finalidad de entretenimiento.
Aparte del método elegido para su conferencia, charla o exposición, deberá tener en cuenta ciertos puntos básicos a cualquier tipo de charla:
  • 1. Ser breve en los agradecimientos y reconocimientos previos a la charla.
  • 2. Mantener la cabeza elevada y mirar al frente y a la audiencia, siempre que podamos.
  • 3. Cuidar la voz. Emplear un tono adecuado, una vocalización correcta y un volumen adecuado.
Lo mejor que podemos hacer antes de una "actuación" en público es practicar.
  • 1. Lea su ponencia en alto varias veces para escucharse. E incluso, grábela y escúchese o tenga a alguien con Usted para que opine.
  • 2. Utilice su lenguaje corporal y sus gestos, como si estuviese delante del público. Lo mejor es practicar delante de un espejo.
  • 3. Procure memorizar las partes fundamentales del texto, para evitar una continua lectura del mismo y estar demasiado tiempo con la cabeza baja